¿La educación tradicional, un modelo que pasó de moda?

El modelo educativo actual – tradicional está pasando de moda, nos acompañó por más de un siglo y hoy, no es la respuesta para la necesidad de educación de un nuevo siglo tan distinto, con dinámicas sociales diversas y cambios constantes, nos debemos preparar para enfrentar una realidad que no conocemos.

Hoy, gracias a esta crisis mundial en la que terminamos viviendo repentinamente y sin aviso,  nos encontramos muy de frente con una realidad que se venía entre tejiendo por muchos años:  “La educación actual está en crisis” no podemos educar nuestros hijos con el modelo en que fuimos educados nosotros, estamos frente a un mundo lleno de retos que desconocemos y preparar nuestros hijos para enfrentar un mundo desconocido es el mayor reto actual.

La crisis en educación afecta todo nuestro entorno, las dinámicas familiares se perturban, están determinadas por el éxito o fracaso académico de los hijos, creando en ellos depresiones y angustias.

Insistir con un modelo que no funciona es desgastante,  en Zoe hemos aprendido a ser flexibles, aprendimos a ser capaces de ver las diferencias de aprendizaje, poder ver al alumno como un ser distinto del otro con capacidades y habilidades diferentes, entendimos que estamos en un mundo diversificado y cambiante, donde la virtualidad y el mundo digital se abre paso inevitable, entendimos que estamos en un mundo de cambios permanentes.

Pero reencontrarnos con el  lado positivo de la historia, es una necesidad urgente, no todo fue perdido,  rescatar todo lo positivo de la escuela tradicional es apremiante, la formación del ser humano, el respeto y los valores que dejó esa “fracasada educación tradicional” hoy nos deja un vacío enorme, es el reto más grande que hoy debemos enfrentar, formar alumnos con valores y respeto por el prójimo y fuertes para afrontar la vida.

Nos preparamos para grandes cambios, pero también  para mantenernos firmes en los que consideramos, no son negociables y hacen parte de nuestro modelo pedagógico, están determinados por nuestro Proyecto educativo (PEI) nuestra misión y visión.

Aprovechando la oportunidad que nos permitió Dios, vamos a fortalecernos en los procesos de comprensión lectora, escritura y otras habilidades comunicativas tan necesarias para lograr una formación integral que brinde a nuestros estudiantes la posibilidad de desarrollar su pensamiento crítico; vamos a rescatar los modelos tradicionales que nos ha dejado nuestra educación para fortalecer e incentivar desde la lectura, la práctica de valores y el desarrollo del pensamiento creativo, afectivo y social, siendo un instrumento fundamental para el aprendizaje de conceptos de desarrollo global y así prepararlos para la vida.

 

No todo fue perdido, pero encontrar el equilibrio entre dos mundos tan distantes, es el reto con el que nos encontramos hoy.

La educación está cambiando dejando atrás el método de enseñanza de la vieja escuela, esa planeada para que todos los alumnos aprendan de la misma manera, vamos a avanzar sin soltar lo bueno que nos dejó el pasado, esa que formó generaciones fuertes, estructuró hombres con una única moral, esa donde la escuela tenía un mensaje que se repetía en casa y reforzaba la sociedad.

1 Comment:

  • Muy interesante el articulo, considero que los niños, niñas y jóvenes están mas prestos al cambio que los adultos, no obstante, el primer paso para toda transición es la comunicación y el acuerdo, paso que se ha venido cumpliendo, igualmente la tolerancia por parte de los entes involucrados es un factor clave para afrontar este cambio de paradigma, la resilencia no es es un termino muy conocido o implementado en nuestros niños y jóvenes y es de nosotros los adultos (padres, representantes y docentes) enseñarlos y guiarlos enseñarle con el ejemplo dicho termino. La oportunidad a la equivocación, es vital, la apertura de una comunicación sin restricciones sancionatorias, (fluida y horizontal) es necesaria para darles la motivación y visualización que se requiere para este cambio.
    Gracias por este espacio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Escríbenos aquí